jueves

La agricultura urbana como economía en red


Al hablar de agricultura urbana se está planteando, en cierta forma, un modelo de producción y consumo de vegetales que logre evitar las externalidades negativas del modelo actual. Incluso, ya en el mismo término de agricultura urbana, se están uniendo los dos elementos cuya polarización ha fundamentado el desarrollo del modelo actual de alimentos vegetales.

La agricultura industrial a gran escala siempre ha apelado a la diferenciación de labores entre el campo (productor) y la ciudad (consumidores), basándose mayormente en que la especialización de funciones logra una mayor eficiencia económica. Bajo el mismo fundamento, este tipo de agricultura también se desarrolló a partir de grandes aglomerados industriales sembrando monocultivos en grandes extensiones de terreno. Todas estas prácticas buscan generar economías de escala, es decir una mayor eficiencia en la producción a partir de la concentración de los factores productivos.

El problema de este tipo de economías de escala aplicadas al agro es que, aunque son económicamente eficientes, no toman en cuenta la gran cantidad de externalidades negativas que producen. La distancia entre el campo y la ciudad hace indispensable un sistema de transporte que haga llegar el alimento desde el productor hasta el consumidor, el cual inevitablemente contaminará en su camino. Además, el mismo hecho de tener que transportar el alimento hace necesario hacerle modificaciones pensadas solo para aquello (como hacer los tomates más resistentes) lo cual puede incluso disminuir su calidad. Igualmente, el monocultivo de grandes paños de tierra incentiva el uso de pesticidas y otros químicos que también pueden reducir su calidad generando también daños al medioambiente; monocultivo que también gasta la tierra y sus nutrientes. En términos sociales, la alta concentración de propiedad de la tierra que implica el modelo genera desigualdades económicas importantes entre los habitantes del campo, las cuales se ven traducidas en los paupérrimos trabajos a los que mucha gente se ve forzada a ocupar para lograr su sustento.

Frente a estos problemas inherentes al modelo industrial de producción de hortalizas, la agricultura urbana se puede ver como un modelo alternativo que lograría disminuir las externalidades negativas del proceso. Al minimizar la distancia entre la producción y el consumidor (estando ambos en la ciudad), todos los problemas que conlleva el transporte de hortalizas se minimizan. Y al reducir la escala de la producción se podrían evitar muchos de los problemas medioambientales y sociales inherentes al modelo industrial. Lo que no se resuelve fácilmente es como lograr que la agricultura a escala urbana logre la eficiencia necesaria para plantearse como un modelo viable; como lograr una producción satisfactoria si no se cuenta con las grades extensiones de tierra y la especialización que logran generar las economías de escala propias del modelo industrial.

El problema de la falta de terreno se puede resolver mediante el desarrollo de tecnologías que minimice el uso del espacio en el cultivo de hortalizas, y el problema de la especialización puede resolverse mediante la capacitación de personas. Y ambos procesos pueden masificarse y generalizarse mediante el uso de internet y las redes sociales. Mediante la red se puede difundir conocimiento sobre distintos tipos de cultivos y sus requerimientos, sobre formas de plantar en departamentos, sobre venta de semillas y de almácigos, y un gran etc.

De esta manera, al proponer un cambio desde la agricultura industrial a la agricultura urbana, además de estar planteando un modelo alternativo de producción de alimentos se está proponiendo una nueva forma de pensar las relaciones económicas: un cambio de un modelo industrial especializado a gran escala a una economía en red no especializada a pequeña escala, un cambio desde grandes flujos de bienes que producen grandes cantidades de externalidades negativas, a un modelo donde los flujos de bienes se reemplazan por flujos de conocimiento y donde las relaciones asimétricas propias de la producción industrial se reemplacen por relaciones simétricas, propias de la producción de conocimiento en red.

Andrés Señoret Swinburn
Cultivos Urbanos
www.cultivosurbanos.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario aquí.